El Ratón Pigmeo: Descubre esta gran mascota en miniatura

¿Te fascina el mundo de los animales pequeños? ¿Quieres saber más sobre el adorable ratón pigmeo, también conocido como pigmeo africano? En este artículo, exploraremos todo lo que necesitas saber sobre estas diminutas criaturas, incluidos sus rasgos y características que los hacen únicos, cómo cuidarlos adecuadamente y algunos consejos para manipularlos con delicadeza. Acompáñanos a descubrir curiosidades del mundo de estos diminutos roedores.

El ratón pigmeo o pigmeo africano es posiblemente el ratón más pequeño que podemos tener como mascota, con una longitud media de 5 cm y unos pocos gramos.

Origen del ratón Pigmeo

El Mus minutoides o ratón pigmeo, es un diminuto roedor originario del África subsahariana, en su hábitat natural suele encontrarse en zonas de la sabana cercanas al agua, donde pueden encontrar humedad y agua. Son extraordinariamente pequeños, posiblemente el más pequeño de todos. A pesar de su tamaño miniatura, rebosan una gran energía y curiosidad, por lo que es divertido observarlos e interactuar con ellos. Son criaturas sociales que prosperan en grupo, lo que las convierte en mascotas estupendas para quienes desean compañía. Tanto si eres un experto propietario de ratones pigmeos como si eres nuevo en el mundo de los roedores domésticos, este artículo te proporcionará toda la información que necesitas saber sobre estas fascinantes criaturas.

Rasgos y características del ratón Pigmeo

Estos extraordinarios animales cuentan con algunos atributos y rasgos notables. Con una longitud media de 5 cm y un peso de tan solo unos pocos gramos, son uno de los roedores más pequeños que existen en el mundo, pero muy adaptables a diversos hábitats.

ratón pigmeo
Variedad agoutí

Entre las características físicas más notables de estos pequeños bichos se encuentran sus orejas grandes y redondeadas, que son muy sensibles y les ayudan a detectar depredadores y presas, así como su cola larga y delicada, que utilizan para mantener el equilibrio y comunicarse. Además, sus ojos grandes y oscuros les proporcionan una excelente visión nocturna, lo que les hace idóneos para su estilo de vida.

Son animales nocturnos aunque pueden salir de su refugio durante el día en momentos puntuales para comer, hacer sus necesidades o incluso recolectar comida o beber agua. Existen dos variedades de este pequeñín: la agoutí, con un pelaje color teja y con el vientre color blanco; y la blue, de un pelaje color gris en su totalidad.

El ratón pigmeo es un animal muy sociable, que vive en grandes grupos para protegerse de los depredadores. Su agilidad y niveles de actividad son bastante notables, ya que es capaz de correr, trepar y saltar con gran facilidad. En cautividad, estas criaturas requieren interacción social y deben mantenerse en grupos de al menos dos o tres para prosperar. Aunque hay que tener en cuenta que si hay más de un macho puede haber problemas ya que son muy posesivos por lo que lo ideal sería tener un macho y varias hembras. En definitiva, los ratones pigmeos poseen varias características fascinantes, que hacen que sea un placer observarlos y cuidarlos.

Cómo cuidar al ratón Pigmeo

Cuidar de pequeños roedores requiere compromiso y dedicación para garantizarles un entorno vital seguro y cómodo. Es importante proporcionar a los animales espacio suficiente para moverse, pero también asegurarse de que no se pierdan en una jaula demasiado grande o que los haga sentir desprotegidos. Una buena ventilación y limpieza del hábitat son esenciales para prevenir las infecciones respiratorias. Además, es necesario proporcionarles un nido y lugares donde esconderse, pues eso les ayudará a sentirse seguros y a reducir sus niveles de estrés, lo que repercutirá positivamente en su bienestar general.

Para garantizarle a tu ratón pigmeo una vida sana, es importante proporcionarle una dieta equilibrada y nutritiva, y es importante vigilar su salud y tomar medidas si aparece alguna irregularidad. Algunos de los problemas más frecuentes que pueden sufrir los pequeños roedores son infecciones respiratorias, problemas dentales e irritaciones cutáneas. Por lo tanto, deberás revisar regularmente su pelaje y su piel, así como su comportamiento y su apetito, pues todo esto puede ayudar a identificar precozmente posibles problemas de salud y aumentar su esperanza de vida.

Con los cuidados y la atención adecuados, estos animales pueden vivir hasta tres años, por lo que invertir en su bienestar es imprescindible. Aunque si que es cierto que a partir de los dos años aproximadamente, estos pequeños se vuelven más torpes, duermen más y poco a poco se van apagando hasta morir.

Manipulación cuidadosa del ratón Pigmeo

A la hora de manipularlos y en realidad en todos los aspectos, debemos de tener siempre en mente que estos pequeños roedores son la base de la cadena alimenticia para muchos otros animales, por lo que su instinto los hace vivir en alerta continua. Los movimientos bruscos o los ruidos fuertes pueden causarles estrés, por lo que hay que tener cuidado al interactuar con ellos. Tratar cuidadosamente a estas pequeñas y delicadas criaturas es esencial para su salud y bienestar. Al levantar un ejemplar, es importante sostener todo su cuerpo con ambas manos.

Mantener un entorno limpio y ordenado es clave para un hábitat saludable. Asegúrate de que la jaula y los accesorios se limpian con regularidad. Respeta su espacio y deja que explore y se adapte a su hogar natural a su propio ritmo. No hay que olvidar la importancia de vigilar su comportamiento y su salud.

Las revisiones periódicas con un veterinario especializado en pequeños animales pueden detectar precozmente cualquier problema potencial, lo que permitirá una atención y un tratamiento adecuados dentro de su hábitat natural.

En definitiva, tomar las medidas necesarias para garantizar el cuidado y bienestar adecuados de estas diminutas criaturas es primordial. Trátalos con cuidado y proporciónales un entorno seguro y confortable para garantizarles una vida larga y feliz.

Dieta y entorno del ratón Pigmeo

El bienestar de estas diminutas criaturas depende en gran medida de lo que consumen y de las condiciones en que se mantienen, así pues, una dieta equilibrada es esencial para una salud óptima. El ratón pigmeo tiene un metabolismo elevado, por lo que necesita comer con frecuencia a lo largo del día, por lo que es esencial ofrecerle comida comercial para roedores, así como frutas y verduras frescas y golosinas ocasionales como gusanos de la harina y grillos. Además, es imprescindible que disponga de un suministro de agua limpia y fresca. Si tienes más dudas sobre su dieta, se recomienda consultar a un veterinario especialista en pequeños animales.

En cuanto a su entorno, es necesario replicar su entorno natural, lo que significa proporcionarle muchos escondites y plantas para que los mus minutoides exploren e interactúen. Esto les mantendrá ocupados y evitará que se aburran. Debido tanto a su tamaño como a sus orígenes, este pequeño roedor soporta mejor las altas temperaturas que las bajas, por lo que es importante mantenerles una constante entre 15° y 30° C, con una humedad entre el 50-60%. También es importante evitar el hacinamiento en el terrario, ya que puede provocar estrés y otros problemas de salud.

¿Dónde y que necesita tu ratón pigmeo?

Ya hemos visto por encima las características, cuidados y su manipulación, pero ¿qué necesitamos para tener a estos pequeñines como mascotas? Antes de nada hay que aclarar que no son apropiados para los niños, ya que al ser tan asustadizos, lo ideal es no manipularlos ni interaccionar demasiado con ellos. Si buscas un roedor que sea ideal para los niños, te recomendamos que leas este artículo. Pincha aquí.

El Terrario

Su habitáculo deber de ser siempre un sitio cerrado, no les sirven las jaulas para hámster u otros tipos de roedores, ya que los ratones pigmeos son muy pequeños y se escaparían entre los barrotes de la jaula en cuanto tuviesen oportunidad. Te recomendamos un recipiente de plástico o cristal que sea alto y dependiendo de tu presupuesto puedes optar por un terrario en condiciones. Sea cual sea el recipiente que utilices, evita que tenga puertas correderas, ya que por el espacio que hay entre ellas también puede ser posible que se escapen si no están muy juntas. Evita por supuesto cualquier recipiente de un material susceptible a ser roído, como puede ser la madera.

En cuanto a la decoración del terrario para tus pequeñas mascotas, lo que aconsejamos siempre desde BioDiver Mundo es lo que lo hagas lo mas semejante posible a como sería el hábitat del animal en cuestión. Para los ratones pigmeos es imprescindible contar con varios refugios. Puedes usar los tubos de cartón de los rollos de papel, cuevas fabricadas con pizarra o las destinadas para reptiles y anfibios que puedes encontrar en cualquier tienda de animales o incluso puedes hacerlas tu, obteniendo los materiales de la naturaleza, eso si, antes de meterlos en el terrario, desinfecta todo lo que cojas o puedes crear un problema de salud en tus pequeños.

El Bebedero y el Comedero

Para elegir el bebedero de tus pequeñas mascotas, debes de tomar algunas precauciones importantes. No aconsejamos los bebederos en los que los ratoncillos se puedan meter, ni los recipientes abiertos poco profundos, ya que pueden meterse dentro y ensuciar el agua con cualquier resto de comida, sus heces o simplemente al excavar pueden taparlos y quedarse sin agua. El bebedero tampoco debe de ser demasiado profundo porque se podrían ahogar en él.

Juguetes para el ratón Pigmeo

Efectivamente los ratones pigmeos juegan. Al ser tan energéticos, les encantan las ruedas para hámster pero cuanto más lisas mejor, es decir sin barrotes. Aunque realmente cualquier juguete que se use para jerbos, seguro que lo acoge con gran ilusión.

Alimento

Como vimos anteriormente su dieta se basa en semillas como aporte energético e insectos como aporte calórico. Para las semillas te recomendamos la mixtura para canarios y periquitos, aunque también puedes usar las semillas que se echan a las ensaladas y que puedes encontrar en los supermercados y por supuesto las pipas de girasol crudas. Esta sería su base alimenticia que completaríamos con alimento vivo como pueden ser los gusanos o los grillos, muy importante para ellos.

ratón pigmeo crías
Foto: Crías de ratón Pigmeo

De vez en cuando se les puede dar pan duro, frutas frescas, hortalizas o verduras, sobre todo en verano, aunque no son su prioridad. Siempre debemos de tener mucho cuidado de retirar los restos de comida que no lleguen a comerse o el pan que se moje pues pueden generar hongos, que pueden llegar a ser algo muy molesto tanto para nosotros como para nuestras mascotas.

Reproducción

El número de crías que tienen varía, siendo lo normal entre 3 y 4 pequeños y teniendo unas 5 o 6 camadas al año. Nacen sin pelo como suele ocurrir con todos los roedores. Las hembras son las encargadas de realizar el nido con trocitos de hojas o algodón entre otros materiales, mientras que los machos simplemente se encargan de la seguridad, muy importante en el hábitat natural. Los ratoncillos se destetan al mes y son totalmente independientes aunque viven un tiempo más con los padres hasta hacerse más fuertes.

Conclusión

En conclusión, el ratón pigmeo es una criatura fascinante y única que requiere cuidados y atención específicos. Comprender su comportamiento, características y dieta es esencial para proporcionarles una vida sana y feliz. Con un manejo adecuado, estos diminutos ratones pueden convertirse en maravillosas mascotas para quienes estén dispuestos a darles los cuidados que merecen. A medida que sigamos aprendiendo más sobre estas criaturas, seguro que descubriremos aún más curiosidades y maravillas sobre el ratón pigmeo.

Deja un comentario

BioDiver Mundo te da la Bienvenida. Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, consientes el uso de estas tecnologías y el procesamientos de tus datos para estos propósitos.   
Privacidad